laorejagigante

laorejagigante
http://4.bp.blogspot.com/-sOEqDCn6H8w/Tkpt0FergQI/AAAAAAAAAAw/nlegFnuT0Y8/s760/orejon.jpg

viernes, 7 de octubre de 2011

GASES Y CARROS HIDRANTES CONTRA UNA MARCHA POR SANTIAGO El gobierno de Piñera no afloja y vuelve a reprimir a los estudiantes

Publicado el 7 de Octubre de 2011
Luego de la ruptura del diálogo y ante la intransigencia de las autoridades, los jóvenes se manifestaron otra vez en todo el país. El presidente insiste en que no está entre sus planes instaurar la educación gratuita, como le piden.
 
El gobierno chileno de Sebastián Piñera desplegó miles de policías para reprimir las protestas estudiantiles de ayer, después de que el miércoles fracasara el diálogo con los jóvenes que se movilizan desde mayo exigiendo la gratuidad de la educación pública. “Esto es inaceptable, el gobierno no cesa de burlarse del pueblo, la represión y la violencia que está empleando no tiene precedentes”, denunció la dirigente universitaria Camila Vallejo. El bombardeo de gases y los potentes chorros de agua de los carros hidrantes no dejaron heridos graves, pero al menos 28 estudiantes fueron detenidos.
La represión, que conmovió a la capital, Valparaíso, Concepción y Valdivia, derivó también en agresiones a los periodistas que cubrían la información, que pese a portar visiblemente sus elementos de trabajo fueron gaseados y golpeados, aun cuando no estaban confundidos con los manifestantes.
El gobierno, que se niega a revisar una política educativa que tiene costos elevados para los ciudadanos de menores recursos, insiste en que la enseñanza universitaria debe ser pagada por las familias (ver aparte). Ayer, sus voceros transfirieron las responsabilidades y culparon de la violencia al “descontrol en el que cayó el movimiento estudiantil”. Lejos de los sitios donde los jóvenes eran reprimidos, desde el balneario de La Serena, el vocero gubernamental Andrés Chadwick  dijo que “los sectores más extremos se apoderaron de la estructura estudiantil”.
El ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, defendió también el violento proceder policial y reivindicó un proyecto de ley de su autoría que criminaliza la protesta juvenil, sancionando con cárcel la toma de liceos y universidades. Ayer, además, exigió a los trabajadores y a los medios de prensa que entregaran la información recogida durante la protesta, en especial fotografías y videos. “Queremos garantizar que las calles queden libres y sean transitables”, dijo Hinzpeter.
La violenta represión y las corridas de los estudiantes, sin embargo, se extendieron por horas y cortaron el tránsito en la capital. Varias personas fueron trasladadas a hospitales y clínicas, afectadas por gases lacrimógenos y golpes. “Hay una actitud obtusa de parte del gobierno, que no quiere escuchar nuestra demanda de cambio estructural que queremos para la educación”, replicó Vallejo. Los jóvenes, que según las encuestas tienen el apoyo del 90% de la población, se movilizaron un día después de que las asociaciones estudiantiles decidieran abandonar la mesa de diálogo con el gobierno.
“Sentimos que dentro del gobierno se impusieron las posiciones más conservadoras”, señaló el presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Valparaíso, Sebastián Farfán. Piñera, que definió la educación como un bien de consumo, señala que “nada es gratis en la vida” y dijo que las familias deben pagar por la formación de sus hijos. “El gobierno dice que el Estado no debe financiar la educación de los pobres, nosotros decimos que los más ricos tienen que financiar a los más pobres a través de una reforma tributaria”, dijo Vallejo.  <
dpa, Efe y AP

No hay comentarios:

Publicar un comentario