laorejagigante

laorejagigante
http://4.bp.blogspot.com/-sOEqDCn6H8w/Tkpt0FergQI/AAAAAAAAAAw/nlegFnuT0Y8/s760/orejon.jpg

viernes, 21 de octubre de 2011

FAN EDICIONES Una editorial que chorrea sangre, historias bizarras y mucho suspenso Publicado el 21 de Octubre de 2011



Única en su tipo, se especializa en historias de vampiros, personajes del cine estadounidense y ciencia ficción. Sergio Salgueiro, su fundador, combina en ella dos de sus más grandes placeres, la edición y el mundo “freak”.
 
Sergio Salgueiro nació y creció en un mundo repleto de libros y de películas fantásticas. Cuando estaba a punto de cumplir 40 años, con familia constituida y trabajo estable, pateó el tablero (a medias) y se embarcó en un proyecto que buscaba combinar sus dos placeres: la edición y el mundo “freak”. De esa fusión nació la editorial Fan Ediciones, única en el rubro a la hora de sacar a la calle historias sobre vampiros, personajes ñoños del cine estadounidense o ciencia ficción hecha en casa.
“Mi vida era más tranquila antes”, cuenta entre risas. “Ahora es un caos, llego tarde a todos lados”, agrega a modo de disculpas, pero con una sonrisa de oreja a oreja. Entre su trabajo (en una editorial de derecho) y su proyecto, anda a las corridas todo el día. “Tengo cinco años para que Fan funcione, es un pacto que tengo con mi mujer”, confiesa. “Es la que más me banca”, resalta. “Los fines de semana voy a ver a libreros, durante la semana, en el horario de almuerzo, salgo a repartir libros y después sigo trabajando en casa, me invitan a presentaciones”, enumera algunas “obligaciones” de su nueva vida.
Pese a la sobrecarga de tareas, algunas placenteras (editar), otras no (los trámites administrativos, legales y de difusión que vienen con la editorial), Salgueiro está feliz. “Siempre tuve la idea de crear una editorial que uniera mis dos pasiones y publicar libros que a mí me gustaría leer, todo lo que tiene que ver con lo fantástico”, explica.
El sello arrancó formalmente a principios de 2009. A fuerza de trabajo, con la ayuda desinteresada de autores y dibujantes, ya publicó ocho títulos. Su primer libro fue Cult People, donde el periodista Nicanor Loreti comparte cientos de entrevistas a realizadores de cine fantástico y de culto, como Darío Argento o Stuart Gordon. “Es el equivalente literario de un kilo de chocolate: alegría empaquetada”, define el editor. “En dos meses logré que estuviera en la calle”, recuerda.
Esa primera edición fue todo un aprendizaje. “La imprenta me mandó 1000 libros. Me acuerdo que estaban en cajas en el living, me senté en la escalera y me dije: ‘¿ahora qué hago?’”, recuerda. “Fui a una librería que está cerca de casa y le pregunté, luego empecé a recorrer librerías especializadas, comiquerías, a lidiar con las distribuidoras, a recorrer el circuito de festivales y ferias y, principalmente, resolví editar por demanda”, remarca.
La editorial le permitió reencontrarse con su infancia y desempolvar una historia que había pasado al olvido para los demás. Pudo convertir en libro una historieta que publicaba el diario La Razón en 1983. “Cuando tenía 12 años, mi mamá me llevaba de paseo a la casa de mi tía solterona. Me aburría muchísimo, hasta que descubrí la historieta en el diario. Se llamaba Lomax. Un viaje al espacio profundo. Era una historia de ciencia ficción, me fascinaba. Mi tía compraba el diario todos los días, los guardaba para mí y yo leía las cinco tiras de corrido el fin de semana cuando iba a visitarla”, cuenta.
“Pero de un día para otro dejó de salir. Hace un par de años me enteré que la discontinuaron porque en esa época era más barato comprar historietas norteamericanas viejas que pagar por la producción nacional”, explica. Luego, por Internet, se contactó con el autor. Se llamaba Ricardo Garijo y vivía en Tandil. Le ofreció editar la historieta en libro. “Me dijo que sí, me contó que tenía una enfermedad terminal y que mi email le daba mucha energía. Me mandó todas las tiras y yo tuve el honor de escribir el final”, cuenta. “Este fue el tercer libro de la editorial, pero el primero que quise hacer”, resalta.
Su catálogo chorrea sangre, suspenso e historias bizarras. Allí se puede encontrar una novela policial en torno al film Metrópolis, de Fritz Lang, escrita por Fernando Martín Peña; otro libro sobre personajes raros en el cine, escrito por Alexis Puig, un tercero llamado Guerreros del cine, sobre la ciencia ficción creada en la Argentina. También está Sebastián Beringhelli con sus historias de Buenos vampiros y el historietista Luciano Saracino, que escribió un libro sobre el cine de chupasangres anterior a la década del ’80.
“Quiero ampliar un poco la temática. No sólo editar sobre ciencia ficción, terror y cine. Me gustaría incursionar más en el cómic, editar cosas olvidadas o de colección”, adelanta su plan. Recuerda los cinco años de plazo para que su proyecto “funcione” y se sincera: “Amo editar y me encantan los libros que hago. Apunto a que sea rentable, pero no creo que lo consiga, tampoco me importa demasiado.”  <

No hay comentarios:

Publicar un comentario