laorejagigante

laorejagigante
http://4.bp.blogspot.com/-sOEqDCn6H8w/Tkpt0FergQI/AAAAAAAAAAw/nlegFnuT0Y8/s760/orejon.jpg

sábado, 15 de diciembre de 2012

12.12.2012 | Inesperado revés judicial para la causa emblemática de la lucha contra la trata de personas en la Argentina Escándalo: absolvieron a los 13 imputados del caso Marita Verón Habían sido acusados del secuestro y desaparición de la hija de Susana Trimarco, ocurrido en 2002. Tras diez años de investigación, para los jueces "no hubo pruebas". Pedirán el juicio político para los magistrados tucumanos.



En una decisión poco menos que escandalosa y que supone un fuerte revés para la lucha contra la trata de personas en el país, la Sala II de la Cámara Penal de Tucumán, integrada por los jueces Alberto Piedrabuena, Emilio Herrera Molina y Eduardo Romero Lascano, decidió absolver a los 13 acusados del secuestro y desaparición de María de los Ángeles Verón, en 2002, víctima de una red de trata de personas. 
Con una demora de más de cuatro horas, y al cabo de un juicio oral que duró diez meses y en el que testificaron 130 personas, entre ellas muchas víctimas de redes de trata liberadas y que aseguraron haber sido compañeras de cautiverio de Marita, el tribunal liberó de culpa y cargo a Víctor Ángel Rivero, su hermana María Jesús Rivero, Irma Lidia Medina, sus hijos Gonzalo y José Gómez, Daniela Milhein, su esposo Alejandro González, Humberto Derobertis, Paola Gaitán, Mariana Bustos, Carlos Luna, Azucena Márquez y Domingo Andrada, en medio del estupor y la indignación de gran parte de los asistentes a la audiencia, que de inmediato se comunicaron a los cientos de personas que aguardaban el veredicto en la Plaza Irigoyen, fuera de los tribunales tucumanos.
Susana Trimarco, mamá de Marita y símbolo de la lucha contra la trata en la Argentina, se retiró de la sala inmediatamente después de leído el veredicto, visiblemente turbada y escoltada por sus abogados, en medio de un tumulto de periodistas. Ella no hizo declaraciones, pero José D'Antona, uno de sus letrados, aseguró: "Está absolutamente claro que éste es un acto de corrupción". "Se siente, se siente, Marita está presente", gritaban los manifestantes que acompañaban la salida de Susana.
"Es lo mismo que me hacían hace diez años con Micaela en brazos", decía cerca de las 20 Susana Trimarco, cuando la lectura del veredicto, fijado para las 18, ya se había aplazado dos horas. Nunca recibió explicaciones por la demora de parte de los magistrados. Fue uno de los indicios de que iba a ser una jornada aciaga para Trimarco. La espera a la puerta de los tribunales, que permanecían cerradas, fue eterna, y el ingreso a la sala, con una fuerte presencia policial, solo se produjo minutos antes de las 21. Es más: se les prohibió el uso del ascensor a las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, quienes con su avanzada edad no podían subir los dos pisos por escalera hasta la sala. La lectura del fallo, al fin, duró apenas siete minutos.
Tanto la querella como la fiscalía habían reclamado penas de hasta 25 años de prisión para siete de los acusados por los delitos de "sustracción, retención y ocultamiento agravado", entre ellos Víctor Rivero, sindicado como el presunto autor material del secuestro, y su hermana María Jesús Rivero, acusada como autora intelectual del rapto; Irma Lidia Medina y sus hijos, Gonzalo y José Gómez, propietarios de prostíbulos en La Rioja, adonde habría sido llevada Marita; Daniela Milhein, acusada de retener a la joven en su casa de Yerba Buena, y a su expareja, Alejandro González. Todos ellos fueron absueltos, y también Humberto Derobertis, Paola Gaitán, Mariana Bustos, Carlos Luna, Azucena Márquez y Domingo Andrada, imputados en el juicio como presuntos partícipes secundarios y para quienes la fiscalía había pedido condenas de 12 años. El tribunal ordenó que las acusaciones que pesaban sobre diez de los imputados sean investigadas por otras instancias judiciales, y negó a las querellas la posibilidad de entablar una demanda civil.
Los jueces no leyeron los fundamentos de la sentencia, que serán dados a conocer el 18 de diciembre, aunque dijeron que difundirán en las próximas horas una "breve síntesis" del pronunciamiento.
A lo largo de todo el proceso, que termina en escándalo, quedaron expuestas las deficiencias en la investigación policial y judicial del caso, y un oscuro entramado político que salpica hasta al ex gobernador Julio Miranda y que podría derivar en la apertura de nuevas causas penales.
La sentencia se conoció tres días antes de que Marita Verón, secuestrada el 3 de abril de 2002, cumpla los 34 años, sin que se sepa si aún está viva en el país o en el extranjero.
Frente a la prensa, el juez Piedrabuena aseguró que "no se han probado las conductas denunciadas en este juicio. Las versiones fueron sólo tales. No surgió otro modo de saber cómo María de los Angeles Verón desapareció y apareció en otros lugares. No hubo pruebas", se justificó.
Media hora más tarde, Susana Trimarco hablaba en la fundación que lleva el nombre de su hija. Flanqueada por sus letrados y acompañada por el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Martín Fresneda, el diputado nacional del Frente para la Victoria, Horacio Pietragalla, y otros funcionarios nacionales, pronunció sus primeras palabras para decir: "Estoy más fuerte que nunca".
"Lo que vivimos hoy fue un tremendo acto de corrupción de éstos jueces que se vendieron, por la plata de Rubén "La Chancha" Ale, que sacó los dólares debajo del colchón para dárselos a los jueces. Que no canten victoria, porque no la van a poder disfrutar a esa plata, porque voy a llegar hasta las últimas consecuencias. Tengo que explicarle a mi niesta Micaela y secarle las lágrimas de lo que pasó hoy aquí", aseguró la mamá de Marita.
Varela Álvarez, uno de sus abogados, dijo: "Ahora se agregaron tres delincuentes más, además de los trece. Hay que sumar a los jueces". Y José D'Antona agregó: "A esta provincia le ha tocado lo peor. Tuvo un Malevo Ferreyra, tuvo un Bussi. No vamos a permitir que siempre sea así. Vamos a pedirle con mucho respeto una reunión a la presidenta de la Nación".
Ahora, el camino judicial que le queda a Susana Trimarco es apelar a la Corte Suprema de Justicia de la Provincia, para tratar de rever el fallo absolutorio de los magistrados. Al cierre de ésta edición, más de 300 personas seguían instaladas en las puertas de la Fundación María de los Angeles Verón, para acompañar a Susana y procurando encontrarle una explicación al fiasco que acababan de presenciar en los tribunales tucumanos. «


condena de los políticos por twitter
 @aliciakirchner: SusanaTrimarco, estamos con vos. Todo nuestro apoyo!

 @HermesBinner: La lucha en soledad de Susana Trimarco contrasta con el grado de impunidad del caso Marita Verón. Mi solidaridad con Susana.

 @mauriciomacri: Indignado con este fallo. Vamos a seguir acompañando a Susana en su reclamo de justicia y para saber dónde esta Marita. 

 @Lubertino: Gran tristeza x fallo en el caso Marita Verón.No puedo creer lo q escucho: el Pte del Tribunal q dice q no resulta probada la desapariciôn!

  J. Manuel De la Sota @jmdls2011: Todos con Susana Trimarco exigiendo Justicia y buscando a Marita! La absolucion es una verguenza que nos duele y ofende! 

 @Luis_Delia: Toda la justicia de este país debe ser puesta en disponibilidad. Por nuestro pueblo, justicia para Marita Verón.

  @munizgraciela : Indignación es lo que siento hacia la Justicia por la absolución de los imputados en el juicio por #MaritaVeron. Fuerza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario