laorejagigante

laorejagigante
http://4.bp.blogspot.com/-sOEqDCn6H8w/Tkpt0FergQI/AAAAAAAAAAw/nlegFnuT0Y8/s760/orejon.jpg

jueves, 3 de noviembre de 2011

Internet ya no será la misma Año 3. Edición número 133. Domingo 5 de diciembre de 2010 Por Ariel Garbarz, coordinador del Programa Comsec de la UTN

Los cables estaban almacenados y cifrados en la red militar norteamericana Siprnet ( Secret Internet Protocol Router Network), dependiente del Departamento de Defensa. Desde allí fueron extraídos, descifrados y luego filtrados hacia Wikileaks. En las redes de conmutación de paquetes como internet, las intranets o extranets, como Wikileaks o Siprnet o Net-Centric Diplomacy (NCD), la red de comunicaciones diplomáticas de Estados Unidos, el “envase de los mensajes tiene una especie de etiquetas que incluyen origen, destino y sistema de cifrado,cuando se trata de mensajes secretos”. Mientras los medios se ocupaban de los contenidos de los cables filtrados y sus consecuencias, en el laboratorio Comsec de la UTN analizábamos los envases. La Siprnet es la red de comunicaciones militares con mayor cantidad de usuarios en el mundo , mas de tres millones. Después del atentado a las torres gemelas fue conectada con Net-Centric Diplomacy. El Departamento de Defensa evaluó que era necesario incorporar la información de sus representaciones y embajadas al análisis de inteligencia militar a efectos de mejorar la detección temprana de otro atentado. Con las supercomputadoras de la National Security Agency hoy procesan más de 200.000 mensajes por segundo de telefonía internacional e internet. Sin embargo a mayor flujo de información y cantidad de usuarios en una red, su seguridad cae proporcionalmente. Es una regla matemática inexorable. Para controlar que no se meta ningun hacker a la Siprnet, para logearse se necesita una clave de 80 bits que se renueva periódicamente y que se usa para encriptar la información que se sube, por ejemplo un cable diplomático. Para abrirlo sin conocer la clave de usuario, con la PC más veloz, un experto podría tardar unos 50 años como esperanza matemática. No existe la posibilidad de bajar archivos para usuarios de la red militar que no sean analistas de seguridad, lo que obviamente no es el pobre soldadito de la base militar de Irak al que intentan culpar por la megafiltración. Además, cada computadora que se conecta con la red militar debe estar certificada previamente por el DoD (Departamento de Defensa) lo que descarta también que desde Wikileaks hayan obtenido los cables sin que Siprnet les haya abierto sus puertas. Estas medidas de seguridad y otras como el algoritmo de cifrado, indican que hay que descartar que los cables hayan sido obtenidos por intrusión, ni de uno ni de cien hackers.
No estamos en manos de los hackers ni de los militantes de la libertad de información, sino del poder de control militar norteamericano sobre internet. El mismo que le dio origen y que podría terminar destruyéndola como la red de redes, con este tipo de bombas teleinformáticas. La administración Obama acaba de desconectar la Net-Centric Diplomacy de la Siprnet en un intento de parar nuevas “filtraciones”. Probablemente, seguirán el mismo derrotero muchas otras intranets y extranets. Internet ya no será lo que era.


No hay comentarios:

Publicar un comentario