laorejagigante

laorejagigante
http://4.bp.blogspot.com/-sOEqDCn6H8w/Tkpt0FergQI/AAAAAAAAAAw/nlegFnuT0Y8/s760/orejon.jpg

domingo, 26 de febrero de 2012

Se firmó en Ushuaia un documento en respaldo al reclamo argentino por Malvinas


Los 34 Diputados y 11 senadores de las comisiones de Relaciones Exteriores del Congreso hicieron una sesión simbólica en Tierra del Fuego para rubricar la declaración de apoyo. Julián Domínguez llevó el mismo texto al G-20. Fabiana Ríos y Ricardo Alfonsín opinaron luego de terminado el encuentro.

1 2 3 4 5
Info News
Info News
Info News

La sesión especial de las comisiones de Relaciones Exteriores del Senado y de Diputados se llevó  a cabo en un hotel de Ushuaia, donde el debate fue encabezado por la gobernadora Fabiana Ríos. Del encuentro participan 34 diputados nacionales encabezados por el jefe de la comisión de Relaciones Exteriores, Guillermo Carmona, y 11 senadores, liderados por el titular de la comisión en la cámara alta, Daniel Filmus. Estuvieron represntantes opositores al gobierno, como Gustiniani y Alfonsín.
La denominada "Declaración de Ushuaia", aprobada ayer por las comisiones de Relaciones Exteriores de las dos Cámaras legislativas del Congreso, ratifica "la legítima e imprescriptible soberanía de la República Argentina sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur los espacios marítimos circundantes".
El documento, en sus diez artículos, rechaza "la persistente actitud colonialista y militarista del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte en el Atlántico Sur" y reafirma la "vocación por el diálogo y la paz de la República Argentina respecto "a las Islas".
La declaración efectuó una "advertencia ante la comunidad internacional y las Naciones Unidas de la militarización e introducción de armas nucleares" en la zona del archipiélago austral "por parte del Reino Unido", así como "de prácticas contrarias a la necesidad de mantener a la región libre de militarización, de carreras armamentísticas, de presencia militar extra-regional y de armas nucleares".
Asimismo, destacó el "el esfuerzo sostenido para recuperar el ejercicio de la soberanía en el territorio, respetando el modo de vida de sus habitantes y conforme al derecho internacional".
El texto aprobado insta a "ambos gobiernos a proseguir las negociaciones" y a "abstenerse de adoptar decisiones que impliquen la introducción de modificaciones unilaterales en la situación mientras continúe el proceso de negociación".
En ese contexto, condena "las acciones unilaterales ilegítimas del Reino Unido en materia pesquera e hidrocarburífera que violan las diversas resoluciones de las Naciones Unidas y de la Organización Estados Americanos", y denuncia el "potencial peligro de un desastre medioambiental" en la región como consecuencia de esas "actividades ilegales".
"Nuestra posición es acompañar todas las decisiones que conviertan a la República Argentina en un activo participantes de protección del medioambiente en la Antártida y el Atlántico Sur", subrayó otro de los puntos aprobados por los legisladores en el salón de convenciones del hotel Las Hayas de esta ciudad.
El documento expresa el respaldo de ambas Cámaras "a la presentación de la República Argentina ante la Comisión de Límites de la Plataforma Continental (CLPC), el organismo creado por la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar" y exhorta a "la Unión Europea a revisar los dispuesto en el Tratado de la Unión Europea (TUE Maastricht)", respecto a los "territorios de ultramar".
A ese tratado de conformación de la referida unión se incorporó Inglaterra con su territorio de ultramar en el que incluye a Malvinas.
El proyecto de resolución se convertirá en dictamen después del próximo 1 de marzo, cuando la presidenta Cristina Fernández inaugure el nuevo período de sesiones ordinarias del Congreso. 
Tras ello, el oficialismo aspira a llevar al recinto el proyecto en la primera sesión de ambas Cámaras.
Los legisladores impulsan un proyecto basado en "la legítima e imprescriptible soberanía" de la Argentina sobre las islas y la denuncia de "militarización" del Atlántico Sur por parte del Reino Unido.
El proyecto expresa "la legítima e imprescriptible soberanía de la República Argentina sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes" y la"total convicción acerca de la situación colonial" de las islas.
También señala que "la disputa entre los gobiernos de la República Argentina y del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte acerca de la soberanía sobre esos territorios debe resolverse pacíficamente, de acuerdo con lo dispuesto por la Asamblea General de las Naciones Unidas".
Asimismo, destaca "su reafirmación de la vocación por el diálogo y la paz" de la Argentina respecto de las Islas Malvinas, "en un esfuerzo sostenido para recuperar el ejercicio de la soberanía sobre esos territorios, respetando el modo de vida de sus habitantes y conforme al derecho internacional".
"En este sentido, una vez más instamos a las negociaciones de soberanía con el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte", se indicó.
Los legisladores también destacarán "su advertencia ante la comunidad internacional y las Naciones Unidas de la militarización e introducción de armas nucleares en el Atlántico Sur, por parte del Reino Unido" y "la necesidad de mantener a la región libre de medidas de militarización, de carreras armamentísticas, de presencia militar extra regional y de armas nucleares".
En ese contexto, subrayaron "su rechazo a la persistente actitud colonialista y militarista del Reino Unidovulnerando los legítimos derechos soberanos" de la Argentina "y desconociendo las Resoluciones de las Naciones Unidas que instan a la búsqueda de una solución pacífica, justa y duradera en la Cuestión de las Islas Malvinas".
Por otra parte expresa "su condena a las acciones unilaterales ilegítimas" del gobierno británico "en materia pesquera e hidrocarburífera que violan las diversas resoluciones de las Naciones Unidas y de la Organización de Estados Americanos, y su denuncia del potencial peligro de un desastre medioambiental en el Atlántico Sur como consecuencia de actividades ilegales del Reino Unido en la zona".
El texto destaca el agradecimiento "a los gobiernos y pueblos" que apoyaron el reclamo de soberanía argentino, además del Mercosur, la OEA, la UNASUR, la CELAC y el ALBA, así como grupos bi-regionales o regionales como la Cumbre Iberoamericana, la Cumbre América del Sur.
Finalmente "manifiesta su voluntad de hacer llegar esta Declaración a todos los Parlamentos, en particular a los de la región y a todos los foros y organismos internacionales correspondientes, a efectos de promover su apoyo a la reanudación de la negociación entre ambos países".

No hay comentarios:

Publicar un comentario