laorejagigante

laorejagigante
http://4.bp.blogspot.com/-sOEqDCn6H8w/Tkpt0FergQI/AAAAAAAAAAw/nlegFnuT0Y8/s760/orejon.jpg

domingo, 6 de mayo de 2012

06.05.2012 | 00:01 | Elecciones en Francia: Sarkozy reconoció la derrota El actual mandatario admitió que Hollande es el triunfador y le deseó "buena suerte". Según todos los sondeos que se dieron a conocer ni bien se cerró el comicio, el socialista ganó claramente.


En una confirmación de lo que marcaban todas las encuestas, Nicolas Sarkozy admitió su derrota frente a Hollande apenas unos minutos después de cerrada la votación en Francia. El líder conservador deseó "buena suerte" al socialista y señaló: "Nunca seré como los que nos han combatido. Francois Hollande es el presidente de Francia y debe ser respetado".
Según los sondeos dados a conocer apenas cerrada la votación, el candidato socialista François Hollande se consagraría en las elecciones francesas que se desarrollaron durante la jornada de hoy. A las 18 hora local (13 de Argentina) comenzaron a cerrar los colegios electorales de distritos más pequeños, mientras que las grandes ciudades lo hicieron las 19 y las 20 (14 y 15 de Argentina).  El periódico La Tribune de Ginebra, Suiza, ya daba desde temprano como ganador al candidato socialista con entre el 52,5% y 53,5%, citando a la encuestada francesa Ifop, mientras que el francés Le Monde debió esperar hasta el cierre definitivo de las mesas, y difundió una encuesta de Ipsos que establece los números en 51,9 a 48,1 por ciento, todo esto a la espera de los resultados oficiales.
De ganar, Hollande se convertirá en el segundo presidente de izquierda en la historia moderna de Francia, luego del mandato de François Miterrand, entre 1981 y 1995.
 
Los 17 países que utilizan el euro como moneda y los 27 que conforman la Unión Europea (UE) siguen de cerca la elección gala, pues de concretarse la anunciada victoria de Hollande este será una alternativa a la política de ajuste y austeridad para enfrentarse a la crisis económica impulsada por la Jefa del Estado alemán, Angela Merkel y el propio Sarkozy.
 
Sarkozy que amenazó con volver a realizar controles migratorios en las fronteras, criticó el rol de la UE y al Banco Central Europeo (BCE) durante la crisis y aseguró que de ganar el socialismo, "Francia terminará como la España de Rodríguez Zapatero", en alusión al socialista ex jefe de gobierno español.
 
La elección comenzó el viernes por la mañana en los territorios franceses de ultramar y en los consulados de toda América, para que por la diferencia horaria los residentes franceses puedan votar sin conocer el resultado.
 
En total, casi 46 millones de franceses están habilitados para votar hoy entre las 8 y las 18 horas, hasta las 20 en las grandes ciudades. Se estima que la participación rondará el 80%, un alto porcentaje teniendo en cuenta que el voto no es obligatorio y que la elección tiene lugar durante las vacaciones escolares de primavera.
 
Los medios de comunicación darán a conocer resultados de boca de urna a las 20, pero como en la primera vuelta, medios de Bélgica y Suiza anunciarán los resultados desde las 18 en sus páginas web, amparadas en no tener que acatar la ley francesa.
 
"Deseo una victoria amplia, clara para de ser investido por el sufragio universal, poder contar con todas las capacidades y formas de reaccionar. No den lugar a una victoria apretada que presentará dificultades desde el día después del escrutinio", lanzó el viernes Hollande ante sus seguidores en el suroeste de Francia.
 
Por su parte, Sarkozy dijo sentir una fuerte movilización popular en su favor y aseguró que "una sorpresa tendrá lugar el domingo por la noche", y se posicionó como una "victima" de los medios de comunicación y atacó con dureza a la prensa.
 
"¿Quiénes son los periodistas para impedirme hablar con los 6,4 millones de electores de Marine Le Pen? No puedo aceptarlo, eso es una forma de racismo e intolerancia", dijo el presidente y antes de la veda denunció la existencia de un "sistema político-mediático" en su contra.
 
En los dos últimos actos de Sarkozy, en París y Toulon, varios periodistas franceses fueron agredidos, física y verbalmente, por los simpatizantes del presidente, según denunciaron los medios galos, quienes criticaron el tono del mandatario hacia los comunicadores.
 
En la primera vuelta del 22 de abril pasado, Hollande fue el ganador con el 28,63%, mientras que Sarkozy quedó segundo con el 27,18% una diferencia de 560.000 votos.
 
Ninguno de los ocho candidatos eliminados llamó a votar por Sarkozy, cinco lo hicieron por Hollande y tres votarán en blanco, entre ellos la ultraderechista Marine Le Pen.
 
Tercera con el 17,9% de los votos, se colocó la ultraderechista Marine Le Pen, del Frente Nacional (FN), cuarto el Frente de Izquierda de Jean-Luc Mélenchon con el 11,1% y quinto el centrista François Bayrou, del Movimiento Democrático (MoDem) con el 9,1%.
 
Ninguno de los ocho candidatos eliminados llamó a votar por Sarkozy, cinco lo hicieron por Hollande y tres votarán en blanco, entre ellos la ultraderechista Marine Le Pen.
 
Casi la totalidad de los electores de extrema izquierda y ecologistas (90%) votarán por Hollande, por eso serán los votantes de extrema derecha y de centro quienes decidirán la elección. Sarkozy necesita obtener la mayor parte del voto de ultraderecha.
 
No obstante, sólo el 60% de los electores del FN dijo que votará por él, el resto lo hará por Hollande para buscar la implosión del principal partido conservador, la Unión por una Mayoría Popular (UMP) y lograr que Le Pen se convierta en la principal cara de la oposición al socialismo.
 
A diferencia de Hollande, que comenzó su campaña en marzo 2011, el presidente desplegó una expeditiva campaña de dos meses antes de la primera vuelta con un discurso netamente orientado al electorado de derecha, donde sobresalió su tono nacionalista frente a la crisis económica europea y la inmigración remarcando las raíces culturales francesas frente al multiculturalismo.
 
Como en la primera vuelta, Hollande votará y permanecerá en Tulle, en su región natal de Correze (centro), donde brindará un discurso después de conocer los resultados. En caso de victoria se trasladará a París para la celebración que tendrá lugar en la sede parisina del PS. Mientras Sarkozy sufragará en París y su partido no anunció la programación de ningún acto hasta el momento.
 
De perder, Sarkozy, quien reiteró en numerosas oportunidades que dejará la política, se convertiría en el presidente más efímero en la V Republica francesa, pues sólo el conservador Valéry Giscard d`Estaing no logró ser reelecto en 1981, pero en ese entonces los periodos presidenciales eran de siete años y no cinco como lo determinó el referendo del 2000.
 
La ceremonia de traspaso de poder tendrá lugar el 15 de mayo, pero ni bien termine la elección, los partidos continuarán en campaña para las elecciones legislativas del 10 y 17 de junio, donde los franceses deberán votaran para renovar los 577 diputados. La elección senatorial tuvo lugar en 2011.

No hay comentarios:

Publicar un comentario