laorejagigante

laorejagigante
http://4.bp.blogspot.com/-sOEqDCn6H8w/Tkpt0FergQI/AAAAAAAAAAw/nlegFnuT0Y8/s760/orejon.jpg

lunes, 17 de septiembre de 2012

“No dejen que Argentina se convierta en potencia. Arrastrará tras ella a toda América Latina” 16 DE SEPTIEMBRE DE 1955, EL COMIENZO DE LA DESTRUCCIÓN NACIONAL


aramburu_rojas1-2-1
Dictadores Rojas y Aramburu. "Argentina había demostrado ante el mundo su asombrosa capacidad con alto grado de desarrollo industrial y tecnología" (Larouche) 
16 DE SEPTIEMBRE DE 1955, EL COMIENZO DE LA DESTRUCCIÓN NACIONAL 
“No dejen que Argentina se convierta en potencia. 

Arrastrará tras ella a toda América Latina”

Winston Churchill 
 Yalta 1945.  

"La caída del tirano Perón en Argentina es la mejor reparación al orgullo del Imperio y tiene para mí tanta importancia como la victoria de la segunda guerra mundial, y las fuerzas del Imperio Inglés no le darán tregua, cuartel ni descanso en vida, ni tampoco después de muerto.

Winston Churchill
 Discurso en la Cámara de los Comunes 1955. 
¨...la Argentina había demostrado ante el mundo su asombrosa capacidad con alto grado de desarrollo industrial y avanzada tecnología, exhibida tan solo con la construcción de un avión a reacción - el “Pulqui”- convirtiéndose así en líder del Tercer Mundo. 

Esto hacia que Argentina, con diez años más de gobierno PERONISTA se convertiría en el líder industrial de Iberoamerica, por ese motivo era necesario su derrocamiento.
 

Si Argentina mantuvo aun así,  su alto nivel de industrialización, eso fue debido a las políticas desarrolladas en todos los ordenes por el gobierno del Gral. Peron”...
 Lyndon La Rouche  Conceptos vertidos en su libro:“Argentina, Polo Industrial de Iberoamérica” - Edición 1989. 

UNA HISTORIA DESCONOCIDA POR MILLONES DE ARGENTINOS
 

TRAICIÓN, Y DECADENCIA
 

Cuando el Gral. Lonardi,  jefe de la rebelión iniciada en la ciudad de Córdoba, en 1955, fue designado como presidente de facto de la Nación, dio amplia publicidad al slogan de: ¨ni vencedores ni vencidos¨...algo que al parecer contrariaba las ambiciones de los imperios que dieron asistencia “logística” aceptada por los traidores a la Patria.
 

Como resultado de esta situación y tras una “pulseada de palacete” en Noviembre de ese año Lonardi fue destituido, tomando su lugar el Gral. Aramburu. 
 Durante su gobierno se dictó  el Decreto Ley 4161/56 que originó la peor persecución política que  registró la historia argentina.  

Todo lo que se relacionaba con el gobierno derrocado estuvo absolutamente prohibido quedando, por lo tanto, los ciudadanos   que apoyaban al ex presidente depuesto y sus simpatizantes  sometidos una proscripción absoluta en nombre de una falsa “democracia” dictatorial y antinacional.
 
EL ODIO DE LA ANTIPATRIA SE MANIFESTÓ EN ACCIONES POSTERIORES. 

Es necesario destacar que estas acciones fueron acompañadas por los mismos partidos políticos que en 1945 se agruparan en la denominada “unión democrática  que respondían a la batuta del embajador estadounidense Spruille Bramen. 

Entre otros: la Unión Cívica Radical, el Partido Demócrata, el Partido Comunista el Partido Socialista.


El golpe de estado de Septiembre de 1955, restauró en el país la economía dependiente e hizo caer todos los índices económicos. 

Puso fin también de manera expeditiva a la experiencia en pleno  desarrollo de la  “Fundación” probablemente la política más inteligente y coherente de la Argentina del siglo XX.
 

LA REVANCHA CONTRA
  LA “FUNDACIÓN EVA PERÓN” 

Desde el comienzo de ese durísimo gobierno militar  las autoridades intervinieron todos los organismos e institutos de la “Fundación Eva Perón”, dispersándolos en diversas áreas del Estado, que de esta manera, se infló considerablemente. 
 

Las “Comisiones Investigadoras” designadas por el gobierno instaurado después del golpe en 1958 dictaminaron:
 “No se han llegado a comprobar hechos que  estuvieran  penados  por las  leyes, pues  el  procedimiento  técnico y  legal al que se ajustaron las licitaciones, concursos de precios y compras han sido realizados en todo momento dentro de las normas administrativas de rutina” 

No obstante, los golpistas procuraron hacer desaparecer toda huella de la “Fundación”, considerada un peligroso ejemplo de demagogia populista y antidemocrática, tanto para las generaciones futuras como para los demás pueblos del mundo: se quemaron así millones de colchones, sábanas, frazadas, alfombras, cortinas e incluso prendas de vestir, utensilios, bicicletas y pelotas de fútbol destinadas a distribuirse en zonas pobres del interior por el solo hecho de llevar el sello “Fundación Eva  Perón”.


La depredación abarcó incluso a las unidades turístico-termales de alta montaña como Puente del Inca y Las Cuevas, donde se llegó a tirar al río Mendoza vajilla y cristalería importada de Finlandia y Checoslovaquia.  

La Revolución Libertadora desalojó a los niños internos del Hogar de Termas de Reyes Evita, en Jujuy, y habilitó sus instalaciones como casino de juegos; interrumpió también la construcción en marcha de tres hogares de ancianos en Córdoba, Santa Fe y Tucumán, de un policlínico en Corrientes, y abandonó las obras del Policlínico de Niños y Lactantes de la calle Warnes, en la Capital Federal, ya muy adelantadas, y en las cuales la Fundación había invertido 400 millones de pesos. 

(El policlínico Warnes fue finalmente dinamitado por la administración del intendente Grosso en 1993).
 En cuanto a las colonias de vacaciones, en 1956 se sancionó el decreto 17.800 por el que se transfirieron a la Dirección General Inmobiliaria las Unidades Turísticas Chapadmalal, Embalse Río Tercero y de Alta Montaña. 

LA “FUNDACIÓN”
-

Ahí donde hay una necesidad, ahí hay un derecho(E.P.)
 

Frase que podría sintetizar la obra de la Fundación. 

Se trataba de una práctica y clarísima refutación a la hipocresía calvinista-liberal del deber moral, que habitualmente esgrimen los pudientes y las grandes corporaciones para encubrir sus negocios: el clásico argumento justificativo de la beneficencia.


Eva Perón reivindicó con firmeza hasta sus últimos días el estado de derecho para la ancianidad, para los niños, para las mujeres y para los trabajadores, que hasta entonces habían sido los grandes excluidos del sistema.
 

Apretada síntesis de su grandiosa obra.
 
La Fundación adquirió importancia rápidamente,  su acción se fue extendiendo a todos los rincones del país.  

En 1952 ya había construido 23 modernos policlínicos generales de cirugía y maternidad, con una capacidad media de 500 camas; un gran policlínico para tuberculosos, una clínica de readaptación para niños y una clínica para reumáticos en Termas de Reyes (Jujuy), institutos para alienados, el Instituto del Quemado, hospitales en todo el país y servicios de urgencia modelo, además de haber creado la Escuela de Enfermería y puesto en marcha el “Tren Sanitario”.
 

Este último, dotado de la más moderna aparatología, cumplía con la tarea de relevamiento y protección de la salud de las poblaciones más alejadas de los grandes centros urbanos.
 

La problemática del alojamiento transitorio de las mujeres fue encarada mediante la construcción y mantenimiento de tres “hogares de tránsito” en Capital Federal, que hallaron su réplica en el interior. 
 

Por su parte, el “hogar de la empleada General San Martín” tenía como objetivo resolver el problema de las mujeres sin hijos que carecían de un alojamiento definitivo. 
 

El hogar contaba con un comedor, donde la propia Evita solía ir a cenar al concluir su jornada. 

(En ese ámbito se reunía un grupo de intelectuales en la Peña Eva Perón, que amenizaba las veladas con la lectura de las composiciones que les dedicaban).
 

En materia de educación construyó 1.000 escuelas y 18 “Hogares Escuelas” para niños de padres sin recursos, las “Ciudades Infantiles” de Buenos Aires, Córdoba y Mendoza,la “Ciudad Estudiantil  para adolescentes del interior que estudiaban en la Capital Federal, y las “Ciudades Universitarias” de Córdoba ( para 2.000 estudiantes argentinos y 400 extranjeros) y de Mendoza.
 
Complementariamente, organizó los “Campeonatos Infantiles de Fútbol Evita” y “Juveniles Juan Perón”, que se ampliarían luego a torneos de atletismo, natación, básquetbol, esgrima, etcétera… trascendiendo los encuentros deportivos y la formación física se convirtiéndose también en un sistema que controlaba la salud de 300.000 jóvenes por año. 

Implementó asimismo para los niños y preadolescentes de todo el país, “Colonias de Vacaciones” en Córdoba, Mar del Plata y Buenos Aires, que trasladaban anualmente a 70.000 de ellos hacia esos lugares de esparcimiento.
 

Perfeccionando la tarea del Estado de incorporar a millones de trabajadores de todo el país a las Cajas de jubilaciones y pensiones, la Fundación, además de haber logrado instaurar en la Constitución de 1949 los Derechos de la Ancianidad, entregó por primera vez pensiones a la vejez y construyó asimismo varios “Hogares de Ancianos” cuyo lema era evitar su abandono.
 

En ellos, lejos de vegetar sin sentido, los internados, -asistidos por empleados, enfermeras y monjas- podían trabajar voluntariamente en forma remunerada en labores productivas adecuadas a su edad y vocación, asistir a la biblioteca, escuchar música, participar de paseos y charlas y realizar otras actividades de esparcimiento. 
 

Además de la cadena de Hogares de Tránsito y del Hogar de la Empleada, se dictó la Ley de Pensión a la Ancianidad.
 La Fundación levantó fabulosas “Unidades de Turismo” en Uspallata (Mendoza), Chapadmalal (Buenos Aires) y Embalse Río Tercero (Córdoba). 

Estas grandes unidades turísticas, así como las Colonias de Vacaciones, cumplieron con la finalidad de poner el turismo al alcance de los trabajadores y aún de las personas menos favorecidas.
 En materia de viviendas, la Fundación había iniciado la construcción de hogares para los obreros.  

Llegó a concretar el “Barrio Presidente Perón” (Saavedra) y “Ciudad Evita” (La Matanza), que proporcionaron casa propia a 25.000 familias. Otros planes en marcha, sobre todo en el interior del país, quedaron paralizados a partir de 1955.
 

En adelante, los hombres de campo pudieron solicitar a la “Fundación” todo tipo de ayudas, incluso pecuniarias, para el aprovechamiento eficaz de sus tierras, las cuales quedaron comprendidas dentro de un vasto plan de trabajo rural organizado.  

Este plan, sumado a los créditos que otorgaban los bancos nacionales y provinciales, posibilitó que la producción agrícola se duplicase en poco tiempo y los pequeños propietarios de tierras, a su vez, pudieran duplicar el precio de sus cosechas. 

La obra de la “Fundación” no fue un fruto aislado.
 

En sólo nueve años el peronismo cambió la Argentina, la dio vuelta. 

Creó un “Ministerio de Educación” y quintuplicó el presupuesto en esa área, construyendo más escuelas que las hechas en toda la historia del país.
Construyó el aeropuerto internacional más grande del mundo, el “Ministro Pistarini” ( hoy Ezeiza ), otras 76.000 obras públicas, y más de 500.000 viviendas. Logró que el país produjera todo el carbón, el aluminio, el gas y el petróleo que consumía. 

Construyó la central nacional de energía atómica, de las más avanzadas del mundo. Se convirtió en uno de los seis países que abastecía sus propios aviones a chorro.
 

Pagó la totalidad de la “deuda externa”, pero el golpe militar del 55 recibió al economista que le enviaron “los aliados imperiales”, el Dr. Raúl Prebisch quien, como primer paso en su política de entrega   recomendó tomar un crédito por 1.500 millones de dólares al Fondo Monetario Internacional que nunca se pagó y que hoy es parte de nuestra impagable deuda externa. 
 

El Congreso se niega a investigar el origen de esa deuda a pesar de un fallo judicial que, en el año 2000, la declaró ilegal. (Juicio iniciado por Alejandro Olmos).
 

Duplicó la renta nacional. Redistribuyó la riqueza en forma espectacular y revolucionaria. 
 

En resumen: 

La Fundación Eva Perón, fundada el 19 de Junio de 1948, hizo en solo 7 años realidad la felicidad del pueblo y la grandeza de la Nación.
  
AÑO 2000: “UNIDOS O DOMINADOS”

La realidad a 50 años vista.


 
El Tercer Milenio nos encuentra dominados.  

Son cada vez son menos los argentinos que pueden acceden a estudiar a pesar que la enseñanza es gratuita, dado que los gobernantes representantes del pueblo, pauperizaron la Nación. 
 

En el resto del mundo, la enseñanza hay que pagarla y mucho. 
 

Los contribuyentes sostenemos al Ministerio de Educación para que eduque y forme a nuestros hijos y una vez que terminan su carrera, los vienen a comprar  por sus aptitudes, respetuosidad y habilidad adquirida “naturalmente” el solo hecho de haberse formado en la Argentina.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario