laorejagigante

laorejagigante
http://4.bp.blogspot.com/-sOEqDCn6H8w/Tkpt0FergQI/AAAAAAAAAAw/nlegFnuT0Y8/s760/orejon.jpg

lunes, 27 de mayo de 2013

27.05.2013 | Lo anunciaron ambas partes en La Habana Histórico acuerdo entre las FARC y el gobierno para alcanzar la paz En el marco del diálogo que llevan desde hace siete meses, la guerrilla y el Ejecutivo de Juan Manuel Santos resolvieron el problema agrario, uno de los temas que dio origen al conflicto. El presidente lo celebró por Twitter.

El gobierno colombiano y las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia () anunciaron ayer, tras casi siete meses de conversaciones, que llegaron a un acuerdo en el primer punto de la agenda de negociaciones que desarrollan desde noviembre pasado en La Habana, un paso histórico que podría llevar a la tan ansiada paz, tras medio siglo de conflicto armado. Desde Bogotá, el presidente Juan Manuel Santos saludó en su cuenta de Twitter el anuncio realizado por las delegaciones en la capital cubana. "Celebramos, de veras, este paso fundamental", dijo el mandatario, y agregó: "Continuaremos el proceso con prudencia y responsabilidad."
Tras seis meses de conversaciones, las partes resolvieron uno de los temas que dio origen al conflicto armado: el problema agrario. Sin embargo, tras el anuncio, las partes especificaron que no todos los aspectos tuvieron un acuerdo total y serán revisados. "El convenio marcará el inicio de una transformación radical del campo", dice el comunicado leído por el diplomático cubano Carlos Fernández de Cossío, quien estuvo acompañado por el representante gubernamental Humberto de la Calle y el comandante guerrillero Iván Márquez.
Aunque no se ofrecieron detalles del texto firmado, el comunicado conjunto hizo alusión a algunos de los elementos tratados por el acuerdo, como el acceso a la tierra, la formalización de las propiedades, las zonas de reserva y la infraestructura para desarrollar el campo (ver aparte). Según fuentes no oficiales, al menos 2 millones de los 114 millones de hectáreas cultivables del país le fueron quitadas a los campesinos por los grupos paramilitares de ultraderecha, otros 4 millones fueron abandonadas por sus dueños por temor a la violencia, y alrededor de medio millón les fueron robadas al Estado con falsos títulos de propiedad.
Algunos aspectos de este primer punto, sin embargo, no habrían tenido el visto bueno total de las partes, según dejó traslucir el propio Márquez en una declaración leída en el Palacio de las Convenciones de La Habana, sede de las conversaciones, tras la divulgación del comunicado conjunto. "Avanzamos en la construcción de un acuerdo con salvedades puntuales que deberán ser necesariamente retomadas antes de la concreción de un acuerdo final", señaló el jefe rebelde. Un participante en las conversaciones dijo que uno de los últimos puntos de desacuerdo gira en torno a la demanda rebelde de limitar el tamaño de las propiedades en manos de extranjeros.
Según el funcionario, las cuestiones pendientes serán reexaminadas mientras las partes discuten otros temas, que no se espera sean tan conflictivos como este primer punto. Por su parte, De la Calle, en nombre de la delegación que representa al presidente Santos, también habló con la prensa, tras la lectura del comunicado. "Hoy tenemos una oportunidad real de alcanzar la paz mediante el diálogo, apoyar este proceso es creer en Colombia", dijo. Tras un breve receso, el gobierno y la guerrilla volverán a la mesa de diálogo el 11 de junio.  «
                                         Ap, dpa y Efe
 
"es el inicio de cambios radicales"
 
El comunicado leído por los delegados de los países garantes del diálogo –Cuba y Noruega– dice que el acuerdo es "el inicio de transformaciones radicales de la realidad rural y agraria de Colombia" y habla del acceso y la distribución de la tierra, la lucha contra la pobreza, el estímulo a la producción agropecuaria y la reactivación de la economía del campo.
Busca que "el mayor número de habitantes sin tierra o tierra insuficiente pueda acceder a ella mediante la creación de un 'fondo de tierras para la paz'. El gobierno formalizará los títulos de todos los predios que posean los campesinos", cita el acuerdo. Además, se crean mecanismos para solucionar conflictos de uso y una jurisdicción agraria para la protección de los derechos de propiedad.
También dice que debe acompañarse a los campesinos con planes de vivienda, agua potable, asistencia técnica, capacitación, educación, adecuación de tierras, infraestructura y recuperación de suelos. En el mismo sentido, las partes acordaron una fórmula para revertir los daños cometidos a los campesinos. Por otro lado, "pensando en las futuras generaciones, el acuerdo delimita la frontera agrícola, protegiendo las áreas de especial interés ambiental".
                                                               Efe
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario